Mi nuevo amigo: El Milky Way amargo

Me había prometido no tentarme con las golosinas como otras veces. En viajes anteriores volví con varios de kilos más desarrollados a fuerza de Mars y M&M porque “con este frío necesito un chocolatito para no congelarme” (¿De dónde sacamos que el chocolate saca el frío?)

En estos 20 días no cumplí mi promesa, claro que no.

Pero no me arrepiento tanto, porque me topé con el Milky Way amargo, que está tan bueno que te morís con eso que tiene adentro (es dulce de leche no jodamos), la pasta blanca y un chocolate amargo negro negro recubriendo todo.

Compré uno para darle a Caro ni bien llegue y que ella también lo disfrute. Pero en un ataque de patetismo me lo comí.

Le voy a comprar otro, pero recién un segundo antes de que baje del avión, y si se lo llego a robar de nuevo, que las 7  plagas caigan sobre mí todas juntas.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

One Comment en “Mi nuevo amigo: El Milky Way amargo”

  1. perez Says:

    Obvio que el chocolate saca el frío!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: