Navidad a la milanesa

Para la noche de navidad nos juntamos algunos amigos de la universidad en nueva york a comer. Varios están viviendo afuera hace rato y fue muy lindo el reencuentro y compartir una noche juntos. Para mí resultó bastante fácil ir a nueva york con los micros que salen del barrio chino y cuestan 35 dólares ida y vuelta. Pude aprovechar y pasar unos días allá, lo que más me impresionó fue una mega exposición sobre Kandinsky en el Guggenheim.

Volviendo al encuentro, antes de cenar fuimos a tomar unas bebidas a un bar super moderno  donde habia 15 chino-norteamericanos vestidos de traje ellos y vestido largo ellas ¿Será que en nueva york hay que salir de etiqueta en navidad?

Después del bar con los chinos elegantes fuimos a comer a un restaurant argentino y para mí lo más llamativo fue que en la mesa se pidieron 7 milanesas para los 7 comensales argentinos. Ni un de bife chorizo ni unos ravioles a la bolognesa, si no algunas milas a la napolitana, otras a la suiza y, para los osados, a caballo.

Yo, si bien al igual que siempre comí mi plato con friución y peleé con los contrincantes cada pedacito de las sobras que dejaron las chicas, no me emocioné tanto con la milanesa. Por ahora siento que se extraña a la familia y a los amigos no a la milanesa ¿Acaso se podrá extrañar a un pedazo de nalga untado con huevo y pan rallado?

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

8 comentarios en “Navidad a la milanesa”

  1. CK Says:

    claro que si!!!! espera un tiempito y ya veras como vas a extrañar un pedazo de nalga untado con huevo y pan rallado

  2. perez Says:

    Al mes y medio ya suspiraba por las milanesas de Raque, que si bien no son “las” milanesas, son las oficiales de esta casa.

  3. Jose Says:

    A full, más respeto con las milanesas, Enano. Por ellas dejé de ser vegetariano.

  4. Dolly Says:

    Yo voy a salir en defensa del pequeño saltamontes: tampoco termino de comprender del todo la pasión argenta por la milanga. Creo que se debe a que en nuestra flia. nunca fue especialmente cultivada, más allá de unas suelitas fritangas que cocinaba la Sra. Aparicia, supongo que medio al estilo paraguayo.
    Según la opinión de las mayorías muy probablemente nos estemos perdiendo algo importante.
    Duda: ¿a la suiza es esa de la banana frita? Perdón a los fanas, pero… ¡ay!

  5. elhdep Says:

    Jose, CK: Está bien, puede que en algun momento se extrañe la mila, pero nunca como para combinarlas con huevo frito o banana!

    Dolly, la Maryland es la de banana, la suiza es algo más de choclo.

    Perez: las milanesas a la raque merecen un nombre propio como las milas a la napo o caballo. Son lo más!!

  6. Juan Scheines (cabo Vega) Says:

    Marce, antes de comentar sobre el posteo en cuestión quiero decirte que recién hoy acabo de percatarme de tu blog. Muy buena la idea, y muy interesantes las historias.
    En lo que respecta a extrañar, mis humildes y breves experiencias fuera de las fronteras argentinas indican el asadito es irremplazable y a medida que pasa el tiempo pasa a la categoria de procer nacional alimenticio.

  7. perez Says:

    ¿Y? ¿Cuándo postea Caro?

  8. Lucho Says:

    En mi experiencia la comida argentina no se extrania tanto. Hacer una milanga es lo mas facil que hay asi que no hay excusas.

    Respecto a la familia, los amigos, bueno esa es otra historia. Te recomiendo mucho leer esta nota del economista al respecto:

    http://www.economist.com/displayStory.cfm?Story_ID=15108690

    Abrazo!
    Lucho.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: