NBA, el show

A principios de los 90 se menemizaba la economía y en la pieza que compartíamos con mi hermano Ari  teníamos las paredes forradas de posters de ídolos de la NBA: Magic Johnson, Jordan y otros.  Con Ari mirábamos con furor el interminable fin de semana del juego de las estrellas de la nba y jugábamos por horas en la compu a los jueguitos de la nba en nustra compu con monitor naranja y negro. Aparte en la XT éramos muy buenos en el Sokoban, el Prince of Persia y en el Monkey Island.

Más de 15 años después, descubrí que sigo siendo un voraz consumidor de la NBA. Me gusta el show que montan alrededor, que presenten a los rivales poniendo las pantallas en blanco y negro y contando sus fracasos (John Smith, lleva errados 14 tiros de 3 seguidos) y a los nuestros encendiendo llamaradas de fuego (literalmente), mostrando un videoclip de cada uno como un rockstar y con un baile especial de las porristas para cada una de las estrellas.

El equipo de washington viene para atrás, es algo así como ferro de laNBA. Como las entradas se regulan por oferta y demanda en esta temporada pésima se consiguen tickets a $10, lo cual es bueno para nosotros. En dos semanas de estadía en Washington carolina va a haber visto dos partidos de la nba.

Y a cada amigo o familiar que venga pienso aplicarle el mismo plan: poco museo, poco Lincoln memorial y mucho wizards con fuego, porristas y la esperanza de cada noche dar el batacazo que nos lleve a la remontada. Está claro que un buen partido de NBA es más entretenido que un partido de fútbol.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

6 comentarios en “NBA, el show”

  1. Jose Says:

    ¡No! ¡Qué envidia, Enano! Me encantaría ir a un partido de la NBA, nunca estuve siquiera cerca de la experiencia, pero debe ser lo más. ¿Qué partidos viste? ¿Alguno contra algún buen equipo? ¿Viste algún crack de cerca?

    La NBA es lo más, aunque ahora estoy desactualizado.

    Te digo más, mi concepto de esperanza, de pelear hasta el final está íntimamente relacionado a historias de dobles sobre la chicharra e ídolos como Reggie Miller.

  2. perez Says:

    ¡Me anoto! Total, el Museo del Holocausto ya lo vi. ¡Pare de sufrir!

  3. Marcelo Says:

    Perez, si cuando vengas mejor el basquet que el holocausto, prometo.

    Jose: Si tuve la suerte de ver al Manu ginobilli, una importante paliza le dio San Antonio a los Wizards, manu jugó maso, Duncan realmente imparable. También fui a un partido contra Indiana, sin estrellas pero muy emocionante hasta el último segundo.

  4. Dolly Says:

    Estoy esperando que en la parte destinada a los recuerdos agregues las interminables sesiones de pelotazos de básquet contra el piso del patio de la casa de Seguí, a toda hora pero especialmente durante los sábados y domingos a la mañana, cuando la hermana preadolescente con ventana al patio intentaba conciliar el sueño luego de agitadas movidas de matinée y rocanrol. (Bueno, dejá, ya lo agregué yo).

  5. Lucho Says:

    Entradas por $10!!!…aprovechalo Ber porque aca en Boston para ver a los celtics no te fajan menos de $60.

  6. ElMan Says:

    Afirmás: “Está claro que un buen partido de NBA es más entretenido que un partido de fútbol.”

    Ideas para tus próximos post (o posts?):
    “Para qué hacer un asado con brasas si puedo comer comida de microondas en 14 segundos?”
    “Qué sana costumbre esa de entrar en una escuela con una Uzi y matar a todos los compañeros!”
    “Dulce de Leche?? Mantequilla de maní!”

    Estás muy norteamericanizado, Marcele. I like it.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: