Archivo para febrero 2010

Un telemarketer en chinatown

febrero 26, 2010

 Parece que hace unos años los inmigrantes chinos se cansaron del costo excesivo de los pasajes de avion (acá no existen los viajes regalados de Europa) y del alto precio de los pasajes en tren entre las ciudades de EEUU y empezaron a poner micros que conectan a los chinatowns de las distintas ciudades a un costo bajo.

  Inesperadamente los micros se hicieron muy  populares y hoy son una opción muy importante para muchísima gente. Si uno los saca con tiempo se consiguen pasajes a U$1.

 Desde ya que en mi ONG prefieren que usemos estos micros cuando tenemos que viajar así que me volví un especialista en tomar los micros de Chinatown: soy amigo de los choferes, tengo cuenta de viajero frecuente en chinabus, sé donde en chinatown se compran cosas baratas para el viaje, etc.

 Los micors tienen wifi por si algún viajero quiere chequear un poco la web y su mail. Como yo soy muy vivo, en el último viaje me puse a hacer llamadas de trabajo por Skype con mis auriculares gigantes. A la hora y media se me habían liberado todos los asientos que me rodeaban, horrorizados los viajeros por como el sudaca con pinta de telemarketer había transformado el micro en su oficina.

Emoción Larga Distancia

febrero 22, 2010

La comunicación a distancia, como consecuencia de los avances en la tecnología de los últimos 10 años, esta muy cambiada.
Ejemplo de eso, es la línea telefónica que tenemos acá, que es una línea local de argentina que se desvía a nuestros celulares yankees. Osea, es igual que una llamada local de allá nada más que la atendemos acá, hasta sale lo mismo.
Se lo expliqué a todos, entre ellos a mi mamá, pero no hay caso.
Suena el telefono y es mi mamá, que me llama al día siguiente de haberme llamado.  Atiendo con un hola má!! como estas??? me responde automaticamente con un HOLAAA CANONINAAAA  QUEQUEQUEQUE…BIEN; COMO ESTAS VOS, COMO ESTA MARCE??? (alto decibel sonoro, como si no hablara mos hace un año o fuera la comunicación con un submarino trasatlántico en los 50´)
Yo: Bien má..acá estamos todo bien…
Mama: AAHH Y COMO ESTÁ EL CLIMA, COMO ESTÁN USTEDES, lA CONVIVENCIA, BIEN?? COMO TE SENTÍS??? Las mismas preguntas de ayer. Las mismas respuestas hoy.
M: AAAHH BUENO QUE ALEGRÍA CANONINA, HABLAMOS MAÑANA, SÍ?
Yo: Daleeee  má, Chau
y así vamos ya por la semana 8 y yo todavía no puedo entender cuanto se puede aguntar la emoción del efecto larga distancia.

Por qué no ofrezco más mate

febrero 17, 2010

En Buenos Aires viendo a un par de europeos fanáticos de latinoamérica tomar mate, me había creído que el mate podía ser algo de extranjeros.

Sin embargo, luego de 4,5 kg de mate (1 traído de Bs.As, el resto comprado acá a U$5 el KG en los negocios latinos) consumidos en tres meses me di cuenta de que invariablemente cuando ven mate y le das cabida la secuencia es la siguiente:

1) Te preguntan sobre las vitaminas, sus diferencias con el té, el contenido de cafeina, todo con un nivel detalle digno de un grupo de bioquimicos analizando material de jupiter.

2) Te piden uno e inmediatamente al recibirlo revuelven con la bombilla como si fuera una cucharita. No hay nada que odie más que me toquen la bombilla y me revuelvan el mate.

3) Toman un sorbito que tiene un décimo de un mate, ponen cara de asco y te devuelven el mate diciendo Muy bueno. Tomalo entero carajo que es una falta de respeto!!

Estoy cansado de esos ataques a nuestra bebida, por eso decidí que sólo voy a darle unos mates y ponerle onda a los pedidos que vienen de alguien que quiere entender en serio nuestra pasión por el mate. Ni un verde más a extranjeros paracaidistas.

Correr en la nieve

febrero 14, 2010

Después de varios días de encierro por la nevada, decidí que era momento de ir a correr para oxigenarme un poco. En estos tres meses nunca había salido a correr,  así que no estaba en mi mejor forma física, pero quería arrancar y justo me tocó hacerlo  el día después de la que resultó ser la más grande nevada de la historia de esta ciudad.  

No me importó porque estaba decidido y porque tenía fresco el recuerdo de mi tío corriendo en cualquier lugar, él siempre iba a correr en ciudades nevadas y no dejaba de resaltar lo bueno que era pasar por esos paisajes blancos y disfrutar de hacer ejercicio al aire libre, inclusive en medio de temperaturas debajo de -5.

Mi experiencia no fue tan buena. Quise ir a disfrutar los paisajes nevados, e ir a correr por el costado del río pero resulta que Don Barredora no había pasado por ahí y que me hundí en la nieve hasta las rodillas. En un momento temí quedarme estancado si seguía, así que di media vuelta y a correr por el barrio, terminé corriendo alrededor del supermercado mientras mis vecinos hacían las compras.

A partir de un momento dejé de sentir la oreja izquierda y pensé que se me iba a caer. Me crucé con un grupo de corredores de este país, como siempre vestidos en exceso para la situación, con calzas todos, cantimploras en el cinturón como Batman, camperas mega dry fit y guantes y gorrito. Aprendí que el gorro es un gran detalle a emular, no así las calzas y el cinturón de superhéroe. Siempre se aprende

Encierro día dos

febrero 10, 2010

Hoy me desperté a las 10.30 con una voz de un hombre recién levantado que me decía ¨ me fui a vivir con una persona de comportamientos rockerrrrr  es re tarde chau, me voy a trabajar ¨. Me quede un rato más en la cama aprovechando que por la tormenta de nieve que azota mi barrio no tengo curso y pensé como media hora que iba a hacer hoy, pero se me mezclo con el sueño y no salió nada productivo, así que me levante ya sin saber qué hacer.

La tormenta es una cosa increíble. Miras por la ventana y se ve todo un paisaje blanco – como un lugar forrado de mazapán blanco –  no hay gente a la vista. Sola marce en su ¨ oficina¨ tomando mate. El clima esta así desde hace unos varios días. No se puede salir. Por suerte nosotros nos fuimos el finde a Boston a visitar a Euge y Lucho – ahora más amigos míos que de marce -, y fintíamos el encierro prolongado.

Este es el día 2 de encierro para mi (4 del resto de la gente, menos marce que va 1) y me di cuenta que es muy necesario diseñar un mecanismo para administrar el ocio (que es limitado, salvo por internet). En eso estoy y ya tengo pensadas un par de cosas como: dividir los días que dice el servicio meteorológico que esto va a durar por la cantidad de capítulos del libro que estoy leyendo, los saquitos de té, los cuadraditos de chocolate y los minutos de video.

 Así que bueno, si alguien que haya pasado una situación de encierro – no hace falta que sea solo producto de contingencias climáticas, pueden ser también encierros por enfermedades, mal de amores o brotes místicos – tiene alguna sugerencia para hacerme, desde ya será más que agradecida. Me voy a seguir pensando, adiós.

Sucesos aislados del encierro por nieve

febrero 10, 2010
  1. Vivo pequeños momentos de locura en los que pienso que tengo que salir corriendo a la nieve y hacer angelitos. Por ahora manejables.
  2. Se solicita de suma urgencia una persona de cualquier grupo o factor, para que convenza a Marce de dejar entrar a la casa a una familia de pajaritos tapados por la nieve.
  3. El equipo de Don Barredora está a full.

El show del clio en un bar: el Superbowl

febrero 9, 2010

El fin de semana estuvimos en Boston visitando a nuestros amigos Euge y Lucho que pronto vuelven para Argentina. Nos llevaron de acá para allá y en un momento el domingo a la tarde nos dimos cuenta que éramos los únicos en la calle, todos estaban preprándose para ver la final del campeonato de fútbol americano. 

Arrancamos y fuimos a un bar nosotros también, como muchísima gente hace en este país cada domingo perdiéndose las pocas horas de sol que el invierno ofrece. De las cuatro horas que duró el partido seguro que más de dos fueron de publicidades a las que la gente seguía con más concentración y atención que al partido. Llegaron a aplaudir varias promos como si estuvieran en el Show del clío.

El partido no resultó tan difícil de seguir con un par de reglas básicas que Lucho y yo más o menos sabíamos y con la emoción de un partido que fue muy parejo. Todo eso y las enormes cantidades de bebida y comida chatarra (nachos con cheddar, mini cheesburgers, chicken wings, etc) que consumimos todos los que estábamos en el bar, nos mantuvo entretenidos gran parte de las 4 horas.