Archivo para marzo 2010

El salsón de Washington

marzo 26, 2010

En un intento de integrar al sudaca al grupo de trabajo, una compañera de  la oficina que tiene medio el rol de recursos humanos, anunció que había descubierto un lugar que pasa “la música que escucha Marcelo” y que teníamos que ir todos.

Yo dije que si principalmente para ganar tiempo y para no enfrascarme en una discusión complicada en inglés. El día llegó y terminamos yendo a “La Habana Village”. El nombre parecío raro, pero interpreté que quizás la compañera vio algún disco que tenemos con caro de Buena Vista o Ibrahim ferrer y por eso pensó que nos iba a gustar la música cubana.

Nada de eso. El bar era lo más parecido al salsón de Buenos Aires, la música

era merengue o salsa o algo de eso, y la vestimenta de los tipos era pantalón blanco y sólo dos botones de la camisa abrochados.

Ni bien llegamos me acodé en la barra y cuando me doy vuelta me di cuenta que los muchachos centroamericanos se peleaban para sacar a bailar a las chicas y hacerlas dar vueltas con sus pasitos desarrollados a fuerza de ir cada noche de su vida al bolichón.

Una pesadilla de noche. La próxima vez que me inviten a hacer algo “muy mío” voy a aclarar que Rio de Janeiro no es mi capital, que el baseball no es mi deporte y que el merengue no sólo no es mi música si no que lo odio.

24/03/2010

marzo 25, 2010

En la casa de mi mamá entraron dos veces: la primera vez en una inspección general de la zona. La zona era Ballester y cerca de su casa había una comisaría donde se realizaban torturas.
Cuando el escuadrón del ejercito entró a su cuarto ella estaba durmiendo. La despertó uno de los tipos y le empezó a hacer preguntas. Revisó sus cosas y encontró un dibujo de un retrato hecho a mano en lápiz negro con la técnica de puntito a puntito. ¨ Es un retrato de un familiar ¨ dijo mi mamá. El tipo lo tiró. Despues de advertir que iban a volver, se fueron. El retrato era de Camilo Cienfuegos.
La vez siguiente fueron con un papel en donde figuraba su nombre y apellido. Por suerte, no estaba en su casa, se había ido a Uruguay.

Desde que tengo uso de razón escucho historias que se relacionan a la epoca del proceso y también esccho cuentos, muchos de ellos escritos por mi mamá. Como aporte al blog en el día de la memoria va uno cortito.

Veinte días

No tiene pañal. Desnudo y llorando, el bebé se adhiere con desesperación al pecho lastimado de su papá. En ése pecho lastimado, restos de pis y caca amarilla del bebé han quedado mezclados con los pelos rígidos y duros de sangre coagulada por la constante tortura.
-¡Si no confesas por lo menos dale de mamar, judío de mierda!- se escuchan las risas de varios hombres que han entrado nuevamente en la habitación.
Atado y con la cabeza tapada por un trapo sucio, Pablo llora, mientras la electricidad corre una vez más por su cuerpo, desgarrándolo.
< Arrorró mi nene, arrorró mi sol…>  delira Pablo, mientras mueve sus piernas intentando atajar una vez más a su hijo Adrián, de veinte días, que por cuarta vez se resbala de su cuerpo y se cae al piso.
Laura Gaitán 06-08

Asado, birra y Pancho

marzo 22, 2010

Hola a todos y feliz primavera! Así como quien no quiere la cosa ha terminado el crudo invierno y lo sobrevivimos muy dignamente. Le calamos la onda al final, cuando empezamos a automatizar el hecho de que el kit gorrito, guante y bufanda es de vital importancia y que los grados Celsius se sacan restando 32 Fahrenheit y multiplicando el resultado por 5/9 (así lo saca marce, yo resto 32 y divido a la mitad) y aceptando que el resultado negativo de esa cuenta también es una posibilidad! Pero la idea del post es contarles algo de la primavera.

¨ Exploto la primavera¨ diría el cartel de Crónica tv. Los arboles florecieron todos al unísono. La ciudad está de colores, la temperatura promedio subió unos 20 grados y los washingtonianos sin dudarlo se sacaron las ropas y se pusieron las ojotas.
Nosotros lo celebramos con un asado de 8 horas, el primero desde que llegamos, en la orilla del Potomac con dos parejas más, un argento y una niña. Aplaudimos al asador, nos jactamos de cómo los yankees hacen el asado (tiran carbón, kerosén y un fósforo, ponen la carne y las salchichas en un tostador, lo giran vuelta y vuelta y voilá barbacue en 3 minutos), jugamos al truco y al futbol.

Un asado normal a grandes rasgos, pero poniéndole la lupa se vieron las siguientes diferencias:
1) Compramos la carne en “el chaparral” un mercadito latino que vende cortes argentinos: nos regalaban la molleja y nos cobraban carísimo la tira de asado.
2) Tuvimos que esconder el alcohol. No se puede beber en lugares públicos, si te cachan tomando una birra te tomas un café con el juez. Fue muy interesante ver como todos los de nuestra mesa y mesas contiguas iban adquiriendo una mamúa en secreto.
3) Después de una larga tarde en donde se escucharon exclamaciones de mi parte hacia marce del tipo “dale panchiii correee” o “champi, truco”; el representante del Perú que se ofreció a darnos un aventón con su auto, se dirigía muy cómodamente a Marcelo como Pancho. Pancho esto Pancho lo otro, una verdadera alegría de vivir.

En fin, con la panza llena, la cara roja y el corazón contento volvimos con pancho pensando que ya es hora de comparar un protector solar.

Basta Brasil

marzo 16, 2010

Que se hayan quedado con todas las empresas no me molestó tanto. Por más que Quilmes, todos los frigoríficos, Acindar, Alpargatas y demás empresas ahora sean de ellos, la carne y la cerveza siguen teniendo el mismo gusto de siempre.

En lo deportivo, ya me fui acostumbrando a su superioridad. En voley por ejemplo el historial entre las selecciones de nuestros países es algo así como 4-100, así que no me costó tanto acostumbrarme a la clara superioridad que tienen últimamente en fútbol a nivel selecciones.

Pero lo que me jode en serio es como los brasileros con su romanticismo y sus truquitos le hacen subir la vara de expectativas a las mujeres. Siempre me molestó que hicieran capoeira en la playa y que cantaran bossa nova con ese tono romántico enamorador.

Por ejemplo, ahora en casa están parando una compañera de trabajo y su marido, ambos brazucas, muy simpáticos, mu buenos. Pero el sábado fuimos a bailar los cuatro y el tipo se puso a tirar unos pasitos e hizo bailar a la mujer de un modo que Carolina quería que imitáramos, con tristes resultados de mi parte. Pero eso no fue lo peor: ayer en la cena ella le contó a Caro que su compañero se tatuó su nombre en el brazo para mostrarle que su corazón le pertenecía!

Basta de humillarnos Brasil, no queremos que nos refriegues más tu deporte, tu plata y tu romanticisimo.

La fiesta del orgullo pop

marzo 11, 2010

De alguna manera, Caro me convenció el otro día de ir a un boliche a ver a un DJ presentar el show “Madonna Vs Prince Vs Michael Jackson”. Yo imaginé que no iba a estar mal ir casi a un recital de Madonna o Michael donde pudiera estar acodado en la barra tomando algo mientras miraba un show.

Nada de recital para grandotes timidones. Se trató de una dance party donde el tipo más introvertido era un imitador profesional de Prince que se tiró al menos dos veces en la noche a bailar desde el piso. Nuestro atuendo, de jean y pulóver, quedó totalmente opacado al lado de los sacos o vestidos con lenetejuelas y leopardos que tenían todas las locas.

En algún momento nos soltamos y la terminamos pasando bastante bien. Igual lo mejor vino después, con el paso de bajón por el kiosko de la farmacia  que tenia mil distintas opciones que nos atraían por sus colores. Terminamos comprando unos cosos tipo yummis pero gigantes que venían de a mil por paquete. Sin duda nuestra mejor compra desde que estamos acá.

Altibajos en el habla

marzo 8, 2010

Esta semana me pasaron tres cosas que me dieron parámetros de cómo viene el aprendizaje de inglés.

1)      En el curso cada uno de los alumnos tuvimos que hacer una presentación oral de 15 minutos frente al todo el resto sobre algo de tu país, una costumbre, un ritual, contar la preparación de una comida, algo, cualquier cosa que te permitiera llevar adelante un monologo de 15 min en inglés. Todos estuvimos muy bien, muy poco titubeo, bien los tiempos verbales y el vocabulario (salvo un chino y un vietnamita que no pueden despegarse del acento oriental, no se les entiende ni medio).

2)      Nos cruzamos con Gorf el vecino en la puerta y todo consternado nos pregunto algo que yo entendí ¿Se hicieron amigos nuevos? Toda contenta le respondí ¨ siiii varios¨. Marce que no  podía creer lo que respondía, rápidamente retracto mi respuesta por un ¨ no por suerte ninguno¨. Léase: el pibe nos pregunto si teníamos algún amigo en chile cuando fue lo del terremoto y yo entendí lo que quería responder.

3)      Plan de domingo: cortos animados nominados para el Oscar – espectaculares  –, nos encontrábamos con marce en el cine. Yo llegue antes y me fui a tomar una cerveza al hard rock de la esquina mientras esperaba. Tuve un dialogo con la moza y quedamos en que me traía una birrita, desde lejos (desde la máquina de cerveza tirada a unos 2 m) me dice algo que yo entendí ¿en vaso? a lo que respondí con un ademán que sí claramente. Al rato me trae la cuenta U$S 13 muy caro para el precio promedio que suele ser  5 do.  Ya estaba marce conmigo. Le muestro lo que me cobraban lo chorros y le pido que pague mientras yo pasaba por el baño antes de irnos. Volví, me emponché y antes de salir pasamos por el gift shop a buscar el vaso que me había autocomprado. ¿Qué?.

P.D: No da vender el vaso.  Odio el hard rock y a su moza abusadora.

A los tiros en la oficina

marzo 2, 2010

Mañana vamos con todo el equipo de trabajo a una actividad fuera de la oficina para conocernos mejor e interactuar: un picadito de algún deporte? Un asadito en lo del jefe? Una sesión con un psicólogo organizacional?

NO! Lasertag, una actividad grupal con armas que disparan laser en la cual dos equipos intentan eliminarse mutuamente. Sin duda una metodología heterodoxa para construir la confianza del equipo y generar team building.

Pero quizás pasen algunas cosas divertidas:

1) Que los pasantes se animen a eliminar a su jefe o al director del programa.

2) Que todos se la agarren a los tiros laser con la de contabilidad que nos hace llenar mil planillas.

3) Que alguien inesperado se revele como un asesino oculto que nos mata a todos.

Ya veremos.