Basta Brasil

Que se hayan quedado con todas las empresas no me molestó tanto. Por más que Quilmes, todos los frigoríficos, Acindar, Alpargatas y demás empresas ahora sean de ellos, la carne y la cerveza siguen teniendo el mismo gusto de siempre.

En lo deportivo, ya me fui acostumbrando a su superioridad. En voley por ejemplo el historial entre las selecciones de nuestros países es algo así como 4-100, así que no me costó tanto acostumbrarme a la clara superioridad que tienen últimamente en fútbol a nivel selecciones.

Pero lo que me jode en serio es como los brasileros con su romanticismo y sus truquitos le hacen subir la vara de expectativas a las mujeres. Siempre me molestó que hicieran capoeira en la playa y que cantaran bossa nova con ese tono romántico enamorador.

Por ejemplo, ahora en casa están parando una compañera de trabajo y su marido, ambos brazucas, muy simpáticos, mu buenos. Pero el sábado fuimos a bailar los cuatro y el tipo se puso a tirar unos pasitos e hizo bailar a la mujer de un modo que Carolina quería que imitáramos, con tristes resultados de mi parte. Pero eso no fue lo peor: ayer en la cena ella le contó a Caro que su compañero se tatuó su nombre en el brazo para mostrarle que su corazón le pertenecía!

Basta de humillarnos Brasil, no queremos que nos refriegues más tu deporte, tu plata y tu romanticisimo.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

One Comment en “Basta Brasil”

  1. perez Says:

    Marce, te imagino sambando y me meo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: