Asado, birra y Pancho

Hola a todos y feliz primavera! Así como quien no quiere la cosa ha terminado el crudo invierno y lo sobrevivimos muy dignamente. Le calamos la onda al final, cuando empezamos a automatizar el hecho de que el kit gorrito, guante y bufanda es de vital importancia y que los grados Celsius se sacan restando 32 Fahrenheit y multiplicando el resultado por 5/9 (así lo saca marce, yo resto 32 y divido a la mitad) y aceptando que el resultado negativo de esa cuenta también es una posibilidad! Pero la idea del post es contarles algo de la primavera.

¨ Exploto la primavera¨ diría el cartel de Crónica tv. Los arboles florecieron todos al unísono. La ciudad está de colores, la temperatura promedio subió unos 20 grados y los washingtonianos sin dudarlo se sacaron las ropas y se pusieron las ojotas.
Nosotros lo celebramos con un asado de 8 horas, el primero desde que llegamos, en la orilla del Potomac con dos parejas más, un argento y una niña. Aplaudimos al asador, nos jactamos de cómo los yankees hacen el asado (tiran carbón, kerosén y un fósforo, ponen la carne y las salchichas en un tostador, lo giran vuelta y vuelta y voilá barbacue en 3 minutos), jugamos al truco y al futbol.

Un asado normal a grandes rasgos, pero poniéndole la lupa se vieron las siguientes diferencias:
1) Compramos la carne en “el chaparral” un mercadito latino que vende cortes argentinos: nos regalaban la molleja y nos cobraban carísimo la tira de asado.
2) Tuvimos que esconder el alcohol. No se puede beber en lugares públicos, si te cachan tomando una birra te tomas un café con el juez. Fue muy interesante ver como todos los de nuestra mesa y mesas contiguas iban adquiriendo una mamúa en secreto.
3) Después de una larga tarde en donde se escucharon exclamaciones de mi parte hacia marce del tipo “dale panchiii correee” o “champi, truco”; el representante del Perú que se ofreció a darnos un aventón con su auto, se dirigía muy cómodamente a Marcelo como Pancho. Pancho esto Pancho lo otro, una verdadera alegría de vivir.

En fin, con la panza llena, la cara roja y el corazón contento volvimos con pancho pensando que ya es hora de comparar un protector solar.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

4 comentarios en “Asado, birra y Pancho”

  1. paulina Says:

    Me hiciste reír mucho mucho Canonina!

  2. Male Says:

    Canoninaaaaaaaaaaaaaaa, por favor ponete protector o vas a terminar con el color camaron de Costa Azul!

  3. carito Says:

    Carooooooo no paro de imaginarte contandome las anecdotas cada vez que las leo… y me rio aun más… sos una genia!! se te extraña en vivo y en directo! besos

  4. Dolly Says:

    Feliz primavera, Canonina y Pancho!!!
    Lo de los grados y eso creo que no me va a alcanzar la vida para entenderlo, gracias que te acepto lo de la sensación térmica de acá.
    Besos!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: