Morisquetas mafiosoas

Una de las cosas a las me cuesta mucho acostumbrarme  es a no haber conocido todavía a mi primer y único sobrinito, que ya tiene 4 meses. Para imaginarme mejor como es, ando muy atento a todos los bebés de su edad: siempre que veo uno pregunto su edad y le hago alguna morisqueta como si fuera él.

El viaje a México fue un éxito en cuanto encontrar parecidos al sobrino.Vimos bebés por todos lados: en los barrios, en los colectivos, en los lugares turísiticos.  A las madres mexicanas les encanta que te les acerques un poco a sus niños, casi que te los dan para que les hagas upa.

En cambio, New York y Washington parecen ciudades de adultos únicamente. Y si llegás a cruzarte uno, está en su cochecito futurista, detrás de tres capas de protectores que lo aislan del mundo. Cuando se me ocuurrió acercarme a alguno sus madres me pusieron una jeta de que me iban a denunciar por secuestrador que me dio miedo. Acaso tendré pinta de pertenecer al crimen organizado de bebés y no me di cuenta?

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

One Comment en “Morisquetas mafiosoas”

  1. perez Says:

    Observé lo mismo con Jose cuando estuvimos de viaje. Al primer signo de interés por un niño, lo miraban como a un pedófilo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: