Una parrilla para hacerse de abajo

Siempre quise tener una parrilla, pero como desde los doce años vivo en departamentos, nunca se me había dado. Ahora que por fin tenemos un patiecito (con dos árboles y una cucha!) nos dimos el gusto y compramos una.

Nuestra primer parrilla es para hacerse bien de abajo. No te permite regular el fuego, una vez que lo hiciste tenés que poner arriba la reja (ver dibujo de interné) y dejar que la carne se haga sóla: Parte de un pollo me quedó crudo y  arrebaté un costillar de cerdo. También le serví carne cruda a unos amigos koreanos  (no les importó, le sacaban fotos a todo).

El carbón yanqui es una cosa química que casi se prende con un fósforo y larga un olor horrible. Todo el esquema  es ideal para renunciar a las aspiraciones de asador y hacer salchichas quemadas en 5 minutos como hacen ellos.

Sin embargo, cada derrota me envalentona más. El próximo asado, que tiene que ser pronto antes que se venga la nieve, vamos a hacer entraña, que nos dijeron se consigue en cualquier súper con el nombre de Skirt. Y va a salir espectacular y le vamos a ganar a esta parrillita de 39 dólares.

 

 

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: