Archivo para enero 2011

Hipster o inteligente

enero 24, 2011

Una de las cosas que más llaman la atención cuando llegas a Nueva York es como todo el mundo se pone cualquier cosa, a veces porque les pinta, a veces porque quieren parecer muy pero muy cool.

 

Por ejemplo la gente con auriculares gigantes en el subte me pareció siempre muy ridícula, como que se querían hacer los DJs a las 8 de la mañana.

Hasta que un amigo nos hizo probarlos. Y no nos quedó otra que compramos un par. Y la calidad de nuestra música mejoró muchísimo y el sonido de las pelis mucho más. Y ahora nosotros somos de los que andamos con estos aurículares gigantes en el subte.

El otro día me vi en un vidrio del subte y me preocupó un poco. Por eso me pregunto si los auriculares son una excepción o si estamos empezando un proceso de querer hacernos los newyorquinos copados que va a terminar en moños y chalecos de jean.

Los amigos deberían empezar a preocuparse?

Anuncios

La Vida de Yasna

enero 6, 2011

Nos conocimos con Yasna unos meses a atrás. El destino – o la necesidad de mantener la visa en regla- hizo que nos sentemos enfrentadas en un aula 5 x 5 en una clase inglés. Al principio sólo interactuábamos por medio de miradas de complicidad. A mí siempre me gustaban sus acotaciones a la clase y de alguna manera u otra se lo gestualizaba. Compartimos también la edad -28- y algún tipo de sentido del humor.

Ella es de Serbia, tiene un título universitario de Ingeniera Civil y llego a EEUU hace un par de años para acompañar a su novio a quien le ofrecieron un puesto de gerente de logística en una empresa de mudanzas después de haber trabajado unos meses ahí como fletero. Yasna hasta hace dos semanas trabajaba vendiendo helados, pero por culpa del invierno, ahora está desempleada. Le preocupa la plata, pero no la falta de diversión. Es la única mujer en una casa que acobija 6 serbios.

Hace un par de días me pidió que la acompañara a fumar un cigarrillo en el recreo porque me quería contar la causa de su ausencia a clase por una semana. Salimos a la calle todas emponchadas. Prendió el cigarrillo y dijo algo sobre Las Vegas que para mí fue inaudible por el sonido simultáneo del paso del tren y un camión de bomberos.  Ante mi dura crítica a la necesidad yankee hollywoodense de encender una sirena por cualquier suceso mínimamente extraordinario que se presenta, ella acotó que en su pueblo más o menos desde  sus 9 años prenden una a cada rato por posibilidad de bombardeo.

La cuestión es que Yasna y el novio hace una semana alquilaron un auto y se fueron a las vegas, con dos amigos. Cuando llegaron alquilaron un cuarto en un hotel y pasaron la noche. Al día siguiente alquilaron un smoking y un vestido blanco – que le quedaba enorme – y a la noche se casaron.

Me contó porque me quería invitar a tomar unas cervezas y celebrar. Así que ahora a pensar regalo.

 

Pelis para ver en el cine

enero 5, 2011

Después de Navidad nos compramos una guía de Nueva York, nos calzamos las botas para caminar por la nieve y nos venimos tomando unos días para ir a los  museos, teatros,  partidos de hockey, shows de burlesque y demás.

Seguramente cada una de estas actividades merezca un post, pero hoy quería escribir sobre las que películas nos gustaron. La universidad tiene acuerdos con los cines y teatros que te dan descuentos del 50% así que si uno se hace tiempo, puede ver de todo. Estas son las pelis que vimos y queríamos recomendar:

Black Swan: de Darren Androfosky, el director de PI y El luchador. Sin duda una de las mejores películas del 2010. Te tensiona y hace sufrir mucho, inclusive más que en requiem para un sueño, pero vale muchísimo la pena por las actuaciones (Natalie Portman excelente) y por el genio del director.

Somewhere: La nueva de Sofia Coppola. Después del garrón de MaríaAntionieta, vuelve al tono de Perdidos en Tokio. Muy lindas todas las escenas del protagonista con su hija, interpretada por la hermana de Dakota Fanning que merece todos los premios por su actuación. Muy buena la música como en todas sus películas.

Another Year: otra peli de Mike Leigh para ver con paciencia y encariñarse con sus personajes de clase media baja londinense. Los personajes principales, una pareja de mediana edad que se llaman Tom & Jerry, son tan divinos que da ganas de adoptarlos como tíos.