Amor y odio con el kit

Publicado diciembre 14, 2010 por Marcelo
Categorías: Uncategorized

Ayer fue el primer día de nieve en Nueva York (en la foto nuestro patio). Hoy a las 10 de la mañana, la temperatura es de menos 15.

Así como los más rebeldes en Buenos Aires se animan en lo peor del invierno a andar en campera de jean, acá los rebeldes se animan a olvidarse el gorrito, los guantes o la bufanda. Pero sólo por unos días, hasta que el frío arranca en serio.

Luego el kit se vuelve imprescindible durante 4 meses. Salir a la calle sin gorrito puede significar que se te congele una oreja y que te tengan que hacer la gran Van Gogh.

El kit te salva, pero el probelema es cuando llegás a algún lugar calefaccionado, por ejemplo a un bar el sabado a la noche. La campera la colgas de la silla. Que carajo hacés con los guantes y el gorrito? Los tirás en la mesa al lado de los gorritos de los otros 50 tipos? Le pedis al bartender que te los guarde detrás de la barra justo donde se acumulan los restos de cerveza? Entre Caro y  yo ya habremos perdido 3 bufandas, 5 gorritos y 4 guantes, obvio que todos los guantes que perdimos son de pares distintos y caros, ya que los guantes mágicos de $5 no son muy eficientes en temperaturas polares. Qué bronca.

Lo primero que voy a hacer ni bien volvamos a Buenos Aires es guardar bien en el fondo de la baulera el Kit, y todos mis guantes  de distintos, para no usarlos ni verlos nunca más.

Ahora somos Knicks

Publicado diciembre 8, 2010 por Marcelo
Categorías: Uncategorized

Dignos de una fidelidad dudosa, desde ayer dejamos de ser hinchas de los Washington Wizards y nos hicimos de los New York Knicks.

Los Knicks nos sedujeron con su localía en el mítico Madison Square Garden,  uno de los estadios más lindos a los que jamás fuimos (Y el más viejo de la NBA, creado en 1968 arriba de la estación de tren de Manhattan) .

Igual que en Washington, la NBA es un gran entretenimiento para todos los gustos. Cada vez que el partido se para mil cosas pasan en el estadío y son transmitidas por las mega pantallas. Ayer un tipo le propuso matrimonio a su novia, Samuel Jackson y otros famosos dieron un mensaje de aliento al equipo e hicieron morisquetas. Lo más lindo fue cuando 10 chicos del boys & girls club (el Caritas de USA) se bailaron un hip hop increíble delante del las 15 mil personas.

Los knicks tienen desde hace años el presupuesto más alto del NBA pero desde el retiro de Patrick Ewing en 1995 son una vergüenza para la ciudad por sus malos resultados. Este arranque de temporada, que tiene a los Spurs como el mejor equipo de toda la NBA, es el mejor de los knicks desde 2001. Los neoyeorquinos están ilusionados.

Con este arranque se ganaron dos hinchas nuevos. Pero no por mucho tiempo ya que al año que viene los New Jersey Nets se viene para Brooklyn y probablemente sean nuestro equipo de cabecera. Veletas nosotros?

Un pavito

Publicado noviembre 27, 2010 por Marcelo
Categorías: Uncategorized

Aunque suene religioso, el día de Acción de Gracias no lo es.  Es, simplemente el día más importante para los norteamericanos por la tradición de la reunión familiar. Está ligado a algo de las cosechas durante la independencia del país, pero la mayoría de mis compañeros no me supieron explicar el origen cuando les pregunté.

Para esta fiesta todos viajan a sus casas, más que en Navidad inclusive. El miércoles, día previo a Thanksgiving, en mi clase de regresiones eramos 15 de los 60 alumnos, y la mayoría eramos sudacas, chinos o indios.

Algo bien multicultural (pero latino!) hicimos en casa, con argentinos, uruguayos y cubanos. Intentamos imitar la celebración local y hacer un pavo relleno, lo cual  nos dejó comida por un par de semanas, ya que el animal era grande…Y más rico de lo esperado.

 

No nos prendimos en el Black Friday, que es el día de descuentos posterior a tksgvng. Algunos norteamericanos, inclusive los de muy altos ingresos, festejan el reencuentro familiar haciendo horas de cola en las grandes tiendas para ahorrar u$ 50 en su 4to plasma o 15 en la cafetera…

 

 

Lo mejor de Halloween

Publicado noviembre 2, 2010 por Marcelo
Categorías: Uncategorized

Este fin de semana estuvimos a puro Halloween. El Sábado a la noche fuimos a una fiesta previa, el domingo a la tarde salimos a recorrer el barrio y nos cruzamos con decenas de familias haciendo trick or treat y más tade pasamos por la parade de Manhattan.

Aunque hay muchas cosas que nos resultaron raras e inentendibles, varias cosas nos gustaron. Como por ejemplo:

1. Los nenes disfrazados: En Manhattan la fiesta la protagonizan los estudiantes; en cambio en Brooklyn Halloween es de las familias que salen a exhibir sus disfraces. Vimos a muchos

chicos que realmente sentían su disfraz de Gorila o Jirafa. En las fotos Caro dando golosinas a las hermanas frutilla en el Prospect Park y la hija de unos vecinos disfrazada de hada.

2. El fin de fiesta: El retorno a los barrios en el subte luego de la parade fue impagable. Indios con la pluma en la mano, payasos despintados y presos comiendo papas fritas fueron algunos de los puntos más altos de la vuelta.

Katz’s Deli – Pastrón del bueno

Publicado octubre 30, 2010 por Marcelo
Categorías: Uncategorized

Cuando pasás por afuera no das un peso por Katz. Es un restaurant gigante con una luz blanca furiosa, donde la gente hace  colas larguísimas en los mostradores mientras les hacen el sandwich. Las paredes están llenas de fotos desgastadas del dueño y su hijo con actores desconocidos de los 80 y 70.

Sin embargo una vez que entrás y te acercás a la barra empezás a ver el secreto: un pastrón increíble que los muchachos cortan delante tuyo para poner en cada sandwich, junto a un poco de pepino y mostaza. Este sandwich parece combinar todos los aprendizajes del judaísmo en miles de años, porque brinda el placer absoluto.

Te ponen medio kilo por sandwich, no sea cosa que te quedes con hambre. Cuando fuimos con Caro ella pidió uno pero no llegó a comer medio, tuve que hacer un esfuerzo y comer el mío más una parte del de ella, pero  tuve que parar en el momento que si daba un mordisco más me moría.

Katz aparte del pastrón hace Knishes, Blintzes, Kneidalaj y todo que uno se pueda imaginar. Impresionante la similitud del gusto de esos platos con los que hacía mi bobe.

Tendría que ser obligatorio para todos los judíos del mundo pasar por Katz a comer un sandwich de pastrón. Y para los no judíos también.

Netflix.com

Publicado octubre 19, 2010 por canonina
Categorías: Uncategorized

Sin duda alguna, lo mejor de Estado Unidos. El paraíso del cinéfilo. EL mejor amigo del ocio. Un producto que al igual que el fernet, no necesita demasiada propaganda porque se consume fácil.
Si bien la alegría que me genera es bastante parecida a la que sentía cada vez que hacia mi visita de rutina a alguna de las galerías de puente Saavedra a buscar 4 películas por 10 pesos, no es lo mismo. NEtflix es mucho más cómodo. Funciona así: uno paga 7.99 dólares por mes y se hace socio de este video club on line. Te da acceso a todas las películas del mundo – es un decir-, series, documentales, y alguna cosas más. Se pueden ver online o podes clikear y al día siguiente tenes un sobre – doble- con tu nombre en el buzón con el dvd adentro. Lo vez y volves a usar el sobre en el que te vino para devolverlo por correo. Lo tiras en cualquier buzón y les llega. Es mágico y muy recomendable para las personalidades moderadas, no como la mía.

LA MAÑANA

Publicado octubre 10, 2010 por canonina
Categorías: Uncategorized

Parkside Av Metro Station (barrio jamaiquino): Horario 8.05.

Empieza mi mañana y la de muchísima gente más. Abro la puerta de casa para dar la vuelta a la esquina y tomarme el subte que me lleva hasta inglés. Ya hay mucha actividad, los súper latinos están a full, mucha gente descargando mercadería y mucha gente comprando. Mc Donald´s, Popeye y algún otro lugar de comidas rápidas ya están abiertos para el que quiera ¨desayunar¨. El 96 por ciento es gente negra de todas las edades. La actividad principal, arrastrar a los niños – que son puro labio y a esa hora solo exhiben su cara de puchero- al colegio e ir a trabajar. Es una fiesta de peinados rastas. Mucho dreadlocks, trenzas, afros y pelo mota; con accesorios de todo tipo y en general de los colores de la bandera de Jamaica- verde, amarillo y negro-.

Me tomo el subte, 5 paradas – 10 minutos – y bajo en Av M Metro Station (barrio judío ortodoxo): Horario 8.20

Cambio el mundo, o al menos el entorno y la gente que lo habita. La actividad sigue siendo lidiar con los pequeños. Esta vez, se ven muchas mamás en pollera hasta debajo de la rodilla y camisetas de manga larga – predominan el blanco y el negro – con pañuelos en la cabeza y cochecitos de asientos múltiples, que transportan de a dos, tres o cuatro hermanitos por vez. Los negocios siguen siendo súper latinos – en su variante kosher-, que depende el día están abiertos o no. Jueves y viernes no hay movimiento comercial en la calle. También hay mucho, pero muchos negocios de pelucas y venta de ropa del siglo XV. Los hombres con La Torá bajo el brazo – todos ortodoxos – van caminando hasta algunas casas – barrio espectacularmente lindo – que tienen como un anexo preparado, con libros y mesas grandes, y se juntan ahí, calculo que a rezar o algo por el estilo.

Camino 10 cuadras y llego a destino Av N Metro Station (barrio Ruso): Horario 8.35

No hay más niños en escena. Es un lugar medio inhóspito, con mucho metal. La estructura del tren es gigante y hay mucho ruido. Hay un cementerio cerca. Los negocios, todos instalados en galpones son en su mayoría talleres mecánicos y PyMEs que hacen alfombras o cosas de madera. Es una onda Mataderos, pero la gente que trabaja es rubia, de ojos celestes y habla en ruso.  En la esquina están mis compañeros Yasna, Ksenia, Alina, Olga y Boris tomando café. Son rusos, serbios y ucranianos que viven acá hace mucho, hablan con un acento muy particular y se visten increíblemente fashion, pero muy mal combinados – se relaciona para mí con el cambio de sistema reciente-.Nos saludamos, cambiamos el chip a inglés y nos vamos a cursar.